Menú

“Doctor, me hicieron un eco y me detectaron hígado graso”




Liver
Hígado graso o esteatosis hepática, del latín (esteato o grasa), es una condición en principio benigna, se inicia como un simple depósito de grasas, pero a la larga puede deteriorar las estructuras microscópicas de nuestro hígado. Estas grasas se oxidan y generan inflamación y daño local, una especie de hepatitis, mas suave y mas paulatina que la viral, por lo que transcurre sin síntomas, solo debilidad moderada y en menor frecuencia dolor en el bajo costado, de ahí que sea frecuentemente diagnosticada por la elevación de las transaminasas (aminotransferasas), en un examen de laboratorio de rutina o mediante un ecosonograma del abdomen, habitualmente indicado por otra causa. En ocasiones, el hígado graso puede llevar a cirrosis, que en este caso no se relaciona con la ingesta de alcohol.

El problema es que la esteatosis hepática es consecuencia de un trastorno metabólico, en donde mucho tiene que ver la resistencia a la insulina, o la elevación de los triglicéridos o durante estados que cursan con azúcar alta. Normalmente nosotros tenemos una reserva de azúcar en el hígado, guardada en forma de glucógeno, por otro lado, las grasas que consumimos y que van a este órgano en forma de ácidos grasos, son transformadas en triglicéridos por un proceso de oxidación, como si se empaquetaran en grupos de tres, por eso el “tri”; luego son agrupados junto con el colesterol en una gran molécula (la VLDL) o colesterol de muy baja densidad, forma en la que viajan en la sangre. Este proceso debe fluir libremente, pero en condiciones de resistencia a la insulina, sobrepeso o diabetes se perturba, y estas grasas quedan atascadas en el hígado, infiltrándolo.

La insulina también altera la movilización de las grasas en el resto del cuerpo, aumentando el conjunto de ácidos grasos en la sangre. El alcohol también trastorna estos mecanismos, como daño tóxico inicial. La actividad física y la dieta adecuada ayudarán a reducir la resistencia a la insulina, el sobrepeso y las grasas sanguíneas; y disminuirá la sobrecarga de ácidos grasos al hígado

Si le detectan hígado graso, probablemente la causa está en su metabolismo, acuda a su médico.

Sociedad Venezolana
de Medicina Interna

RIF: J-30117281-7