Menú

Beneficios del Ejercicio en el Adulto Mayor



ejercicio
Nunca es tarde cuando la dicha es buena”.
Los beneficios de la actividad física sobre el sistema cardiovascular, músculo-esquelético y metabólico son similares para todas las edades, con algunas diferencias. Hablaremos del ejercicio en adultos mayores o en la tercera edad.

La actividad física moderada en este grupo de personas resulta mas segura de lo que la gente piensa. Dejarlos en casa con el pretexto de que son viejos, y confinar sus movimientos físicos solo al área de su hogar, es un gran error. Si el anciano se ejercita, sufrirá menos de trombosis cerebral e infarto de miocardio; cuando logra desarrollar una capacidad física mayor que la cotidiana, se reduce enormemente el riesgo cardiovascular, tan es así, que nosotros los internistas y los cardiólogos, tomamos en cuenta que capacidad tiene una persona para caminar distancias sin cansarse para inferir como anda su corazón, a eso lo llamamos capacidad funcional cardiovascular.

El nivel cognitivo, intelectual, o mejor dicho, sus facultades mentales, mejoran con el ejercicio, se fortalece el equilibrio y con ello se reducen los mareos propios de esa edad, queja frecuente de nuestros viejos; también se reduce la ansiedad y la depresión, ya que ellos también sintetizan endorfinas post ejercicio, lo cual les hace la vida mas feliz y placentera, se reduce la ateroesclerosis la cual genera demencia vascular.

El ejercicio también mantiene la elasticidad y fortaleza de los músculos, con lo que se evita la posibilidad de caídas y con ello de fracturas espontáneas. Además la exposición al sol mejorará los niveles de vitamina D y el calcio en los huesos.

Sugerencias:

Evaluación previa por su médico internista para asegurarse de que no padezca alguna condición o enfermedad que contraindique o limite de alguna forma el ejercicio.

Trechos cortos inicialmente, acompañado de sus familiares, nunca solos, área plana, calzado adecuado, medias de algodón, ropa holgada, hacer estiramiento y precalentamiento por 5 minutos, estirando los miembros superiores hacia arriba y hacia delante lo mas que pueda repetidamente, igual las piernas en sacudidas antes de empezar.

Comenzar con 7 minutos de ida y 7 minutos de venida, y luego de tres semanas, aumentar a 10 minutos de ida y 10 de venida más los 5 de estiramiento. Con 5 sesiones por semana ya es suficiente para lograr todos estos beneficios.

Sociedad Venezolana
de Medicina Interna

RIF: J-30117281-7