You are at:

Menú

El Comité de Educación a la Comunidad de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna se ha planteado entre sus objetivos Informar a la comunidad acerca de aspectos de importancia y utilidad en la prevención de enfermedades, destacando la relevancia del papel del Médico Internista como el Médico del adulto.


La combinación de diabetes y obesidad es la más grande epidemia que enfrenta la humanidad en las primeras décadas del siglo XXI , superando a la del SIDA.

El número de personas con diabetes se ha duplicado globalmente , prediciéndose para el 2015 alrededor de 380 millones de individuos. Según data de la Federación Internacional de Diabetes, a pesar de todas los avances científicos , hemos fallado en la prevención y en la actualidad, la diabetes es una epidemia global con consecuencias sociales, económicas devastantes. Por este motivo, en diciembre del 2006 la diabetes fue declarada un problema de salud pública internacional.
La diabetes es una enfermedad crónica que origina complicaciones que pueden impactar seriamente la calidad de vida de los individuos y su familia, ocasionando incapacidad y mortalidad prematura.

Las enfermedades cardiovasculares como infarto de miocardio, enfermedad cerebrovascular ( trombosis cerebral) y enfermedad arterial periférica se originan debido a que en una misma persona coinciden varios factores de riesgo como son: diabetes, hipertensión arterial, aumento de colesterol y/o triglicéridos. Sin embargo, el estilo de vida es fundamental en el desarrollo y progresión de esta padecimiento porque nacemos con una carga genética que pudiera determinar mayor riesgo de eventos cardiovasculares principalmente en aquellas personas que sus padres han muerto a temprana edad por estas enfermedades. Pero vale la pena resaltar que son principalmente los patrones individuales de conducta con influencia de las características personales y factores socioculturales los que condicionan el estilo de vida: patrones de alimentación y actividad física, que a su vez son los detonantes para que la carga genética se exprese y aparezca la enfermedad cardiovascular a temprana edad. Los cambios de estilo de vida consisten en modificar los patrones nutricionales y la ejecución de ejercicio de forma rutinaria, lo que conduce al descenso progresivo de peso en personas con sobrepeso y obesidad, mejorando la masa muscular y disminuyendo la masa grasa del cuerpo, ayudando así a prevenir la aparición de diabetes y optimizar el control de la misma si ya está presente. Tal vez esta es la intervención más importante en la prevención de diabetes y enfermedad cardiovascular en general.

Los niveles considerados normales de glicemia , es decir, de "azúcar" en la sangre son: en ayunas, menos de 100 mg/dL y post-prandrial (2 horas después de la comida ), menos de 140 mg/dL, y el valor de la hemoglobina glicosilada (HbA1c), que expresa el promedio de glicemia en los últimos 3 meses debe ser menor de 6 %.

Se habla de prediabetes cuando un individuo presenta una glicemia en ayunas entre 100 y 125 mgs/dl, o si posteriormente a la administración de una carga de 75 gramos de glucosa por vía oral, la glicemia se ubica entre 140 y 199 mg/dL. En el año 2007 en USA 1 de cada 4 individuos era prediabético.

Para la prevención de la diabetes es indispensable la adopción de un estilo de vida saludable que se fundamenta en 3 pilares esenciales:

1) Un plan nutricional: orientado a lograr el descenso de al menos el 10% del peso en individuos con sobrepeso y obesidad, lo cual se logra disminuyendo el consumo de 500 a 1000 calorías al día y basándose en unas sencillas recomendaciones: no ingerir refrescos ni otras bebidas azucaradas, evitar la comida chatarra, aumentar el consumo de alimentos más sanos que contienen antioxidantes como son: frutas, vegetales verdes, granos y cereales.
Se deben ingerir proteínas en cada una de las comidas, preferir carnes blancas : pollo y pescado, carnes rojas no más de dos (2) veces a la semana, reducir al máximo la ingesta de carbohidratos de absorción rápida como pan blanco, dulces, entre otros (prefiriendo el pan integral), disminuir el consumo de grasas saturadas como las contenidas en las frituras y eliminar en lo posible las grasas trans contenidas en los pastelitos, galletas, entre otros. Además, se debe aumentar el consumo de fibra contenida en los granos, cereales e ingerir seis (6) raciones como mínimo entre frutas y vegetales verdes diariamente. Una buena estrategia es reducir las porciones de alimentos en cada comida y tratar de mantener horarios fijos evitando largas horas de ayuno.

2) Ejercicio diario. Si no se tiene ningún tipo de entrenamiento debe comenzarse con 30 minutos durante, cinco (5) días a la semana de ejercicio cardiovascular que puede ser caminar a paso rápido, nadar, trotar, cualquier deporte según la afición personal, si hay obesidad o sobrepeso debe irse aumentando progresivamente hasta llegar a 5 horas semanales para lograr descenso gradual de peso y mejoría de sus parámetros de glicemia, colesterol, triglicéridos, y demás. Es recomendable asociar ejercicios de resistencia: pesas, máquinas, ligas, ejercitando 3 veces a la semana los principales grupos musculares de los brazos, piernas, etc.

3) Dejar de fumar y disminuir la ingesta de alcohol: que debe ser no más de un trago al día las mujeres y no más de dos (2) tragos los hombres. El control del estrés también es importante siendo saludable practicar cualquier técnica de relajación como el yoga.
Sarcopenia significa pérdida de masa muscular y está relacionada al envejecimiento, sedentarismo, cambios hormonales, entre otros. Los individuos no diabéticos pierden 200 gr. de masa muscular por año, los sujetos con diabetes pierden 400 gr/ año. La sarcopenia se relaciona con debilidad, decaimiento, inestabilidad para la marcha y mayor riesgo de caídas. Una vez que se diagnostica prediabetes se debe retrasar la evolución a Diabetes y si ya la enfermedad esta diagnosticada, es muy importante mantener un buen control metabólico para evitar la aparición de complicaciones crónicas que incluyen falla renal (muchos pacientes requieren en estados avanzados diálisis para mantenerse vivos), retinopatía (la diabetes es una de las primeras causas de ceguera), neuropatía periférica que se manifiesta principalmente por dolores lancinantes y tipo ardor principalmente en miembros inferiores, y el pie diabético, patología multifactorial que origina un elevado número de amputaciones de miembros inferiores.

Sociedad Venezolana
de Medicina Interna

RIF: J-30117281-7
 You are at: