Menú

Después de su ataque al corazón


¿Cómo entender su ataque al corazón?


Después de su ataque al Corazón-5
Cada año miles de personas alrededor del mundo sobreviven a un ataque al corazón, vuelven a trabajar y a disfrutar de una vida normal. Usted tiene todas las razones para confiar en una recuperación total. Su corazón está sanando y cada día que pasa, usted se vuelve más fuerte y más activo.
Ahora que se está recuperando, usted y su familia probablemente tenga muchas preguntas. Este artículo le ayudará a responder muchas de ellas. Le ayudará a entender mejor lo que pasó y cómo puede usted tomar medidas para ayudar a prevenir otro ataque al corazón. Cuanto más sepa, mejor se sentirá, ya que tendrá menos de qué preocuparse.

¿Por qué ocurre un ataque al corazón?


Después de su ataque al Corazón-4
Un ataque al corazón puede ocurrir en cualquier momento. Es posible que haya estado trabajando o jugando, descansando o en medio de los quehaceres domésticos. Los ataques al corazón pueden ocurrir de manera repentina, pero las condiciones para que ocurran se van estableciendo durante muchos años.

Los ataques al corazón son el resultado de la aterosclerosis (acumulación de grasa), en las arterias que llevan sangre al músculo cardíaco. La aterosclerosis se desarrolla lentamente y es un proceso complejo. Muchos científicos creen que comienza porque se lesiona la capa protectora interna de la arteria.

Cuando esto sucede, las grasas, el colesterol y otras sustancias en la sangre se acumulan lentamente en la pared de la arteria. Esto forma placa. La acumulación de placa estrecha el interior de las arterias, dificultando el flujo de la sangre a una parte del músculo cardíaco.

Si una placa en las arterias del corazón se rompe, se forma un coágulo de sangre. Esto bloquea aún más la vía en el interior de la arteria estrechada. En algunos casos, interrumpe completamente el flujo de la sangre a una parte del músculo cardíaco. Resultado: Un ataque al corazón. Cuando el suministro de sangre no puede llegar a una parte del músculo cardíaco, esa parte del músculo se daña. En algunos casos, puede incluso “morir”. Esto se llama INFARTO DE MIOCARDIO.

¿Por qué no tuve ninguna señal de aviso?


Como la aterosclerosis se desarrolla con el tiempo, a menudo no presenta síntomas hasta que ya hay tanto daño que se disminuye el flujo de sangre al músculo cardíaco. Eso significa que por lo general no se puede sentir que esto está ocurriendo. A veces, cuando las arterias coronarias se estrechan, los vasos cercanos (que también llevan la sangre al músculo cardíaco), se ramifican desde la arteria bloqueada. En efecto, forman un “desvío” para dirigir la sangre al músculo cardíaco.

Esta red de vasos expandidos se denomina circulación colateral. Protege a algunas personas de sufrir ataques al corazón proveyendo a este la sangre que necesita. En otros casos, se genera después de un ataque al corazón y ayuda a que el músculo cardíaco se recupere.

¿Mi corazón queda dañado para siempre?


Después de su ataque al Corazón-3
Cuando ocurre un ataque al corazón, el músculo cardíaco que ha perdido suministro de sangre comienza a morir. La magnitud del daño ocasionado al músculo cardíaco depende del tamaño del área alimentada por la arteria obstruida y el tiempo que transcurra entre la lesión y el tratamiento. El daño al músculo cardíaco provocado por un ataque al corazón se cura mediante la formación de un tejido de cicatrización. Por lo general, el músculo cardíaco demora de un mes a varias semanas en curarse. El tiempo que demore en curarse depende de la magnitud de su lesión y de su propio ritmo de curación.

El corazón es un órgano muy resistente. Aunque una parte se haya lesionado, el resto del músculo sigue trabajando. Después de un ataque al corazón, con un tratamiento adecuado y cambios en el estilo de vida, se puede limitar o prevenir otros daños.

La vida después de un ataque al corazón


Cuando regrese a casa después de haber sufrido un ataque al corazón, el músculo cardíaco seguirá sanando durante varias semanas. Se formará tejido de cicatrización en el área dañada. El tejido de cicatrización puede no contraerse o bombear tan bien como el tejido muscular sano. Eso significa que puede que el corazón no bombee también como antes. El grado de pérdida de función depende del tamaño y la ubicación del tejido de cicatrización.
La mayoría de los sobrevivientes de ataques al corazón tiene cierto grado de enfermedad en las arterias coronarias (EAC), y tendrán que realizar cambios importantes en su estilo de vida. Probablemente deban tomar medicamentos para prevenir un futuro ataque al corazón y llevar una vida completa y productiva.

Regreso al trabajo


La mayoría de los pacientes regresan al trabajo dentro de dos semanas a tres meses después del ataque al corazón, según la gravedad de este. Su médico determinará cuándo puede regresar y si su trabajo actual es apropiado para una persona que ha sufrido un ataque al corazón.

¿Cómo sobrellevar sus sentimientos después de un ataque al corazón?


Después de un ataque al corazón, usted probablemente experimente muchas emociones diferentes. El miedo y la ira son dos de las más comunes.

¿Es normal tener miedo?


Si usted es como la mayoría de la gente, probablemente haya tenido pensamientos como los siguientes: “¿Voy a morir? ¿Tengo mis días contados?” Pero sus preocupaciones desaparecerán a medida que pase el tiempo.

Después de su ataque al Corazón-2
Los síntomas físicos también pueden causar miedo. Por ejemplo, antes de su ataque al corazón, usted posiblemente nunca haya dado importancia a los dolores pequeños y pasajeros. Ahora la más mínima punzada en el pecho le puede preocupar. Eso es normal. El paso del tiempo también aliviará estos temores.

La ira es otra emoción común. Es probables que haya pensado: “¿Por qué me tuvo que pasar esto a mí?” Y “¿Por qué tuvo que pasar ahora?”
Sus sentimientos son normales. Sea paciente y dése la oportunidad de recuperarse. Estas emociones intensas disminuirán con el tiempo.

Otras emociones comunes


Tal vez le preocupe no se la misma persona que era antes de sufrir el ataque al corazón. Tal vez crea que otras personas pensarán que usted es débil o incompleto. Tal vez tenga miedo de no ser capaz de trabajar tan duro o de no ser un cónyuge o padre útil. Incluso puede pensar que ahora es demasiado tarde para hacer las cosas que había soñado hacer. Hasta cierto punto, todos en su situación se sienten así.
La amargura o el resentimiento son comunes después de un ataque al corazón. Puede perder la paciencia; sus amigos y familiares pueden sacarlo de quicio. Pero antes de enojarse con ellos, recuerde que es normal sentirse molesto por haber sufrido un ataque al corazón. Lo que sucedió no es culpa de ellos. Estar enojado es una etapa de su recuperación, así que intente aceptarlo y búsquele una solución. No se desquite con sus seres queridos.

Familiares y amigos


Su ataque al corazón probablemente tuvo un gran impacto emocional en los miembros de su familia y amigos. Probablemente hayan estado muy asustados cuando usted estaba en el hospital. Ahora pueden estar resentidos, pensando que su ataque al corazón sucedió en un mal momento. Esto es normal. Ellos no lo están culpando a usted, a pesar de que a veces puede parecerlo.

También es común que los miembros de la familia se sientan culpables. Pueden sentir que son los responsables por haber hecho algo que le produjo su ataque al corazón. Los adolescentes, en particular, pueden sentirse así. Hable con ellos acerca de sus sentimientos. Déjeles en claro que a pesar de que los ataques al corazón ocurren de manera repentina, las condiciones que lo provocan tardan años en desarrollarse. Si amigos o miembros de la familia tienen miedos o rencores, es mejor hacer notar esos sentimientos y hablar sobre ellos.
Pídale a su médico que lo remita a una buena fuente de terapia. Esto podría ayudar a su familia a sobrellevar su ataque al corazón más rápidamente.

¿Cómo entender la depresión?


Luego de un ataque al corazón es casi imposible no estar asustado, irritable o enojado. Puede estar alicaído. Puede tener el ánimo por el suelo y pensar que está irremediablemente deteriorado o incapacitado. Incluso podría cuestionarse qué sentido tiene la vida, o pensar que su vida ha terminado. Estos pensamientos no son normales, y el tiempo aliviará la mayoría de sus sentimientos negativos.
Pero alguno síntomas de la depresión grave y los pensamientos suicidas deben tomarse seriamente. No finja que todo está bien. Si bebe mucho o está constantemente irritable o deprimido, hable con su médico. Luego siga sus recomendaciones.

¿Cómo sobrellevar la depresión?


Sus estados de ánimo variarán mucho de un día al otro, y sus pensamientos reflejarán sus estados de ánimo. Generalmente, las emociones asociadas con el ataque al corazón tardan entre dos y seis meses en desaparecer. Debido a que es una etapa complicada, usted, su familia y sus amigos necesitan comprensión y sensibilidad. Sea paciente con usted mismo y sus seres queridos.

¿Cómo reconocer la depresión grave?


Aprenda a reconocer las señales de la depresión grave. Estas incluyen:
Problemas para dormir. Tiene problemas para dormir o desea dormir todo el tiempo.
Problemas de apetito. La comida ya no sabe bien; ha perdido el apetito; o ambos.
Fatiga. Se cansa fácilmente y no tiene energía.
Estrés emocional. Está tenso, irritable o inquieto, o se siente indiferente y apático.
Pérdida de la lucidez mental. Le cuesta concentrarse.
Apatía. Pierde el interés en antiguos pasatiempos (películas, lectura, deportes, etc.).
Baja autoestima. Se siente inútil o incompetente.
Desesperanza. Tiene pensamientos recurrentes de muerte o suicidio.
Dejadez. No cuida su apariencia ni limpia lo que ha ensuciado.

Informe a su médico si tiene ALGUNO de estos síntomas. Si su médico piensa que usted está deprimido, podría recetarle medicamentos para ayudarlo a sentirse mejor. A veces, también se recomienda terapia.

¿Cómo prevenir otro ataque al corazón?


Después de su ataque al Corazón-1
Nadie puede afirmar con seguridad si usted tendrá o no otro ataque al corazón. Siga las recomendaciones de médico sobre su peso, alimentación, actividad física, trabajo, medicamentos y descanso. De esa manera, tendrá más posibilidades de mejorar su salud y evitar futuros ataques.

¿Cómo controlar su presión arterial?


La presión arterial alta es un factor de riesgo importante de ataque al corazón y ataque cerebral. Hágase controlar su presión arterial de forma regular. Si su presión arterial es alta, hable con su médico sobre las medidas que debe tomar para bajarla. Una combinación de dieta, control de peso, actividad física y medicamentos puede ayudarle a mantener la presión arterial bajo control.
Dieta. Algunas personas pueden perder peso y reducir la cantidad de sodio (sal), que consumen para bajar su presión arterial. Si su médico piensa que estas medidas podrían ayudarle le sugerirá algunos cambios en su dieta.
Actividad física. El ejercicio ayuda a controlar el peso y a bajar la presión arterial. Hable con su médico antes de iniciar un programa de actividad física. Trate de hacer al menos 150 minutos (2 horas y media.) de actividad física de intensidad moderada por semana.
Medicamentos. En algunas personas, bajar de peso, reducir el sodio y hacer otros cambios en su estilo de vida no reduce la presión arterial lo suficiente. Su médico le podría recetar medicamentos que pueden ayudar. Asegúrese de tomarlos como se lo indiquen. Si no se siente bien luego de tomar el medicamento, infórmele a su médico. Su médico puede ajustar la dosis de modo que los efectos secundarios sean menos molestos.

Es muy importante mantener su presión arterial bajo control. Por lo que debe asegurarse de seguir todas las recomendaciones de su médico. Antes de que se le acabe el medicamento, renueve su receta. No debe olvidarse de tomar su medicamento, ni siquiera por un día. Y no debe dejar de tomar su medicamento recetado solo porque sus síntomas desaparecen.

Tomar medicamentos
Tomar ciertos medicamentos puede ayudarle a prevenir otro ataque al corazón. Su médico le informará cuáles medicamentos pueden ser indicados para usted. Algunos de los más comunes se mencionan a continuación.
• Los betabloqueadores reducen el estrés en el corazón bloqueando los efectos de una hormona llamada adrenalina. Han tenido éxito en la prevención de segundos ataques al corazón.
• Los fármacos inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina o de su receptor (IECAS o BRA), ayudan a reducir el riesgo de tener otro ataque al corazón. También tratan la presión arterial alta y reducen la retención de sal y de agua en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva.
• Los medicamento para reducir el colesterol (estatinas), también puede ayudar a prevenir otro ataque al corazón.
• Los medicamentos anticoagulantes modifican la coagulación normal de la sangre. Estos medicamentos ayudan a evitar los coágulos de sangre que se puedan formar en una arteria coronaria o vena de la pierna.

¿Cómo cuidar su peso?


Es importante que las personas con enfermedad cardíaca mantengan su peso en un rango saludable. Póngase como objetivo tener una dieta bien balanceada. Eso significa una dieta con cantidades saludables de proteínas, vitaminas y minerales.
Si usted tiene sobrepeso, perder peso puede ayudarle de muchas formas. Puede reducir su nivel de colesterol en sangre, bajar su presión arterial y mejorar su tolerancia a la glucosa (La intolerancia a la glucosa es una forma de prediabetes). Esto le podría ayudar a prevenir o retrasar el inicio de la diabetes, que es un factor de riesgo importante de enfermedad cardíaca y ataque cerebral.

Dejar de fumar


Después de su ataque al Corazón-6
Fumar es dañino para todos. Es un riesgo aún mayor para las personas que tienen una enfermedad coronaria. De hecho, si continúan fumando después de haber sufrido un ataque al corazón, las probabilidades de sufrir un segundo ataque se duplican. Si fuma, obtenga ayuda para DEJAR DE HACERLO. Y asegúrese de evitar el humo “de segunda mano”. Consulte a su médico sobre los programas para dejar de fumar y los productos que puedan funcionar mejor para usted.

Limitar el consumo de alcohol


Si no bebía alcohol antes de sufrir el ataque al corazón, no empiece ahora. Beber demasiado alcohol puede dar lugar a grandes problemas de salud. Estos incluyen: ataque cerebral, aumento de la presión arterial e insuficiencia cardíaca. También puede contribuir a la obesidad y a producir altos niveles de triglicéridos (grasa en la sangre).
La Asociación Americana del Corazón recomienda beber no más de un trago al día para las mujeres y dos tragos al día para los hombres. Un trago consiste en una cerveza de 12 oz, 4 oz de vino, 1,5 oz de licor de graduación alcohólica de 80 o 1 oz de licor de graduación alcohólica mayor. Y si está intentando perder peso, recuerde que las bebidas alcohólicas tienen un alto contenido calórico.

¿Cómo controlar la angina?


Muchas personas no sufren dolor de pecho (angina de pecho), después de un ataque al corazón, pero usted podría tenerlo. Generalmente ocurre durante una actividad física, una emoción intensa o una comida pesada, o justo después de cualquiera de estas. Si tiene CUALQUIER dolor de pecho, dígale a su médico. Hay ejercicios y medicamentos que pueden ayudar a aliviar o evitar el dolor.

Consulte a su médico inmediatamente si:
• Su angina empeora con el tiempo
• La angina comienza a ocurrir después de hacer muy poco ejercicio o en reposo.

Ser físicamente activo


La mayoría de las personas que se recuperan de un ataque al corazón pueden ser físicamente activas sin problema. De hecho, la actividad física es buena para la salud y se recomienda a la mayoría de los sobrevivientes de ataques al corazón.
Sin embargo, es importante consultar con su médico para averiguar la cantidad y el tipo de actividad que es adecuada para usted. Este probablemente le realizará algunas pruebas de ejercicios especiales. Para estas pruebas se usan cintas caminadoras, bicicletas estáticas o escalones con el fin de encontrar la cantidad de actividad física que es segura para usted.

Después de su ataque al Corazón
Una de las mejores cosas que puede hacer por usted es unirse a un programa de rehabilitación cardíaca. La rehabilitación cardíaca puede hacer mucho para acelerar su recuperación y reducir las probabilidades de tener problemas cardíacos futuros.


Durante su programa de rehabilitación, será monitorizado por profesionales de atención médica. Estos controlarán si hay cambios en sus síntomas mientras usted hace ejercicio. Los ejercicios pueden involucrar una cinta caminadora, una bicicleta, una máquina de remo o una pista para caminar/trotar.

Un programa seguro de ejercicios lo ayudará a fortalecerse con el tiempo. Comenzar de a poco. Con el tiempo podrá cambiarse a un programa más intensivo que le permita ejercitarse por más tiempo y con más intensidad.

Retomar la actividad sexual


Puede preocuparle retomar la actividad sexual normal. La mayoría de la gente puede retomar su mismo patrón de actividad sexual unas semanas después de recuperarse de un ataque al corazón. Si usted o su pareja sexual tiene alguna inquietud, hable con su médico. Este puede recetarle algunos medicamentos si siente dolor de pecho durante o después de tener relaciones sexuales.

Ánimo… la vida sigue y usted tiene todas las razones para confiar en una recuperación total. Su corazón está sanando y cada día que pasa, usted se vuelve más fuerte y más activo.

Sociedad Venezolana
de Medicina Interna

RIF: J-30117281-7